El blog

Un espacio libre

  • Trapito, el verdadero

    River se consagró campeón de la Recopa Sudamericna y Barovero, otra vez, fue decisivo. El capitán millonario en la noche del Nuevo Gasómetro tuvo tapadas extraordinarias y levantó la copa...

  • El reloj de Maradona

    La segunda generación de la edición limitada de Hublot Maradona ya está en Argentina con 500 unidades en la versión de cerámica y 200, de oro. Ambos relojes tienen un cristal de zafiro ...

  • Carrera hacia el espacio

    En esta época de tecnología veloz surge una pregunta ¿Se podrá ver un la competencia en directo desde el océano? La respuesta es...

  • Cavenaghi, una pinturita

    El delantero de River Fernando Cavenaghi abrió en el Monumental una nueva edición de “Impact Art”, el programa en el que deportistas y artistas reconocidos crean arte...

  • El tren del Alma

    El Tren Alma es solidario y su acción retumba en todo el país. En 2015 cumplirá 35 años y 200 viajes tendiendo su mano. El año pasado, por ejemplo, más de 4500 chicos fueron atendidos en zonas de riesgo ...

  

Marcelo Maller 0 comentarios

La cuarta etapa de la Volvo Ocean Race comenzará mañana con la regata entre entre  Sanya (China), y Auckland (Nueva Zelanda), parte de la ruta de la carrera más larga del mundo que comenzó el año pasado y terminará en este 2015. 

En esta época de tecnología veloz surge una pregunta ¿Se podrá ver un la competencia en directo desde el océano? La respuesta es: en diez años podría ser una realidad. Inmarsat acaba de extender su red de comunicaciones satelitales de alta velocidad al Atlántico y luego lo hará en el Pacífico. Periodistas, alpinistas, aviones y mercantes entre muchos otros también se beneficiarán de ello. 

Justamente esta carrera  tiene una particularidad: la compañía patrocinadora de comunicaciones satelitales puso en órbita el 1 de febrero, desde el cosmódromo de Baikonur (Kazajistán), un nuevo satélite sobre el Atlántico. En aproximadamente dos meses le seguirá otro, sobre el Pacífico. Ambos forman parte de la red de banda ancha de alta velocidad Global Xpress, un programa de 1.600 millones de dólares cuyo primer satélite fue puesto en órbita en diciembre de 2013, sobre Europa y Oriente Medio. Ahora le toca su turno a las dos superficies de agua más grandes del planeta. Y todo ello podría revolucionar las comunicaciones personales, el mundo de los negocios, y en este caso, las retransmisiones deportivas.

Para que nos hagamos una idea, el procesador del Apollo que llegó a  la Luna tenía una capacidad de 32 kb. “Hoy en día un Volvo Ocean 65 tiene 0,5 MB por segundo, y con la red Global Xpress, podría llegar a 50MB por segundo”, explica Cris McLaughlin, de Inmarsat. “Si para la próxima edición podemos desarrollar los terminales y el equipo necesario, entonces podríamos tener imágenes en directo desde los barcos como sucede en la Formula 1”, agregó.

Mientras, la salida de la etapa 4 podrá verse en directo tanto en el canal Youtube oficial, como en la web de la carrera.

Foto: Image.net

0 comentarios

Publicar un comentario